Azúcar sí, azúcar no

Azúcar sí, azúcar no

¿Quieres expandir tu vida en todos los sentidos?

Empieza tu transformación YA

El dilema del azúcar no se refiere a los alimentos que contienen azúcar de forma natural, como la fruta o las verduras. El tema es todos los alimentos que llegamos a ingerir a lo largo del día que llevan azúcares de forma visible y no tan visible.

Está claro que el cuerpo necesita azúcar para funcionar correctamente, pero ni mucho menos las cantidades industriales que solemos ingerir. La OCU ha lanzado la campaña Menos azúcar, más sano para concienciarnos que tenemos que reducir la ingesta de azúcar, ya que los españoles consumimos al día 94 gramos de azúcar, el doble de lo que recomienda la OMS.

Es normal que si nuestro consumo de azúcar es bastante más elevado de lo que se considera sano para nuestro cuerpo, tengamos consecuencias negativas como por ejemplo la obesidad. Se calcula que en España hay entre el 15% i el 18% de los niños que son obesos.

De toda la vida que el ser humano ha comido grasas saturadas, desde hace solo 10.000 años que introducimos los hidratos de carbono y 300 que ingerimos azúcar blanco! Y nuestro ADN no ha cambiado en los últimos 10.000 años.

¿Qué es el azúcar?

El azúcar no contiene ni minerales, ni vitaminas, ni proteína, ni grasa, es pura energía. Por ello, se considera que está vacía de calorías, porque no aporta nada más al cuerpo que energía.

 

El azúcar es un disacárido de glucosa y fructosa. Cuando la glucosa llega a la sangre, el páncreas libera insulina para regular el nivel de azúcar en sangre. La insulina es la hormona encargada de llevar la glucosa a las células, pero y cuando estas ya tienen suficiente glucosa, almacenan el azúcar en forma de grasa.

Azúcar rápido o lento

Dentro de los grupos de alimentos, los hidratos de carbono son también azúcares. Es decir, el pan, la pasta, los azúcares de las frutas o las verduras. Pero este grupo de azúcares se consideran azúcares de absorción lenta, ya que como llevan fibra y otros nutrientes, llegan a la sangre de forma más lenta.

En cambio, el azúcar de mesa, azúcar de caña, azúcar moreno (es azúcar blanco teñido), son azúcares de absorción rápida, con lo que llegan a la sangre muy rápidamente y, con ello, el páncreas libera insulina también rápidamente. Si comemos este tipo de azúcar muy a menudo, generamos una montaña rusa a nuestro cuerpo, entre el azúcar y la insulina, y el páncreas no deja de trabajar o de llevar a cabo otras funciones.

Otro dato a tener en cuenta de los alimentos que llevan azúcar es el índice glucémico. El índice glucémico (IG) es una medida que nos aporta la cantidad de azúcar de cada alimento. Es importante conocer aunque sea de forma generalizada qué alimentos contienen más o menos IG. Yo te recomiendo que reserves los alimentos que tienen un alto índice para ingerirlos de forma muy esporádica. Cuanto más elevado sea el índice, más azúcar llega a la sangre.

Aquí puedes encontrar un espacio que te permite saber el IG de los alimentos. A partir de 55 ya se considera IG alto.

¿Por qué es malo?

El problema aparece cuando la ingesta de azúcar es muy elevada y constante y el páncreas debe de producir y liberar mucha insulina. El páncreas trabaja de forma desorbitada y posiblemente podemos provocar que nos hagamos resistentes a la insulina, con lo que nuestro cuerpo es menos efectivo para regular el azúcar en sangre, la cual cosa tiene como consecuencia obesidad, diabetes, cardiopatía y enfermedad de síndrome metabólico.

Yo añadiría que no se trata de comer o no azúcar, se trata de comer el adecuado, el que nos ayuda con el cuidado y el buen funcionamiento del cuerpo.

Montsant Aleu

www.montsantaleu.com

¿Quieres expandir tu vida en todos los sentidos?

Empieza tu transformación YA

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.