¿Zumo o batido?

¿Zumo o batido?

¿Quieres expandir tu vida en todos los sentidos?

Empieza tu transformación YA

Esta es una de las preguntas frecuentes, porque, aunque parecen ser lo mismo, son dos preparados distintos de consumir frutas y verduras. Así que vamos a ver de que se trata cada uno.

Zumos

  • Separa el zumo de la fibra

  • Las vitaminas, minerales y fito-nutrientes van directamente al riego sanguíneo

  • Alarga el ayuno, da un respiro al sistema digestivo y este se focaliza a reposar y reparar

  • Como quitamos la pulpa, podemos añadir más verduras.

Para hacer el zumo, se utiliza una licuadora: centrífuga o de prensa en frío

Batidos

  • Bate el alimento entero

  • Ayuda la salud digestiva: arrastra las toxinas por el tracto intestinal y promueve la eliminación de forma regular.

  • Satisface el hambre y prolonga la energía

  • Equilibra el azúcar en sangre

Para hacer el batido se utiliza una batidora: Cuanto más potente sea, mejor

Y la pregunta es: ¿cuál es mejor?

 Pues eso ya depende de cada uno, de cómo uno se sienta, del tipo de alimento que se necesite en cada momento, y de lo que se pretenda. Las dos son opciones sanas de comer fruta y verdura, sólo que sirven para situaciones diferentes.

Cuando tomamos un zumo, se extraen una gran cantidad de nutrientes sin la fibra, con lo que estos van directamente al flujo sanguíneo. Pero hay que tener cuidado! Si el zumo lleva mucha fruta o fruta muy dulce, el azúcar que también va directamente a la sangre hará subir la glucosa en sangre y no nos interesa, porque entonces suben los niveles de insulina. Por ello, es recomendable poner sólo una pieza de fruta y que no sea muy dulce. En los zumos la digestión es más fácil., así que son aptos si queremos alargar el ayuno de la noche, o como tentempié a media mañana o media tarde. Aunque sea líquido, no es recomendable beberlo como si fuera agua, hay que ir ingiriendo el zumo con pequeños sorbos.

En el caso de los batidos, tanto la fibra soluble como la insoluble quedan intactos, la digestión es más lenta, mantiene la saciedad durante más tiempo y el azúcar de las frutas y verduras, como va acompañado de la fibra insoluble, llega de forma más lenta al flujo sanguíneo, con lo que no produce picos altos de glucosa en sangre. En este formato, se absorben menos nutrientes, pero la fibra que ingerimos nos ayuda a eliminar toxinas y a limpiar el tracto digestivo. Los batidos son aconsejables cuando queremos un desayuno más energético y que nos mantenga saciados durante horas. En este caso, recomiendo añadir toppings (por ejemplo, nibs de coco o cacao, algún fruto seco, fruta liofilizada), comerlo con cuchara y masticarlo bien.

De todas formas, os recomiendo que probéis las dos opciones y en combinaciones de frutas y verduras distintas para averiguar lo que os va mejor!

¡A disfrutar y a nutrir el cuerpo!

Montsant Aleu

www.montsantaleu.com

¿Quieres expandir tu vida en todos los sentidos?

Empieza tu transformación YA

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.