,

Los mejores +50 hábitos saludables que te revelan referentes del bienestar

Hábitos

Muchas personas creen que la gente que tiene éxito en la vida (sea cual sea el éxito) es por suerte, o porque su entorno de origen le ha ofrecido esta oportunidad sin más. Pero lo que es cierto es que las personas que acaban cumpliendo con sus sueños, y que viven la vida realmente como la quieren vivir, son personas que tienen unos hábitos instaurados que practican todos los días.

En la vida tenemos dos opciones: que la vida nos dirija o dirigir nosotros nuestra vida.

Dirigir nuestra vida implica planificar, organizar, comprometerse y llevar a cabo lo planificado. Y como buenos animales que somos, los hábitos nos sientan de maravilla. Sea cuál sea el hábito que tengamos, este (o estos) nos va a dirigir la vida.

Por ello, propongo hacer una reflexión de los hábitos que tienes ya en tu vida relacionados con la salud física y mental, y valorar si te podría beneficiar incluir otros hábitos que te ayuden a estar más focalizado y centrado en lo que te propongas en la vida.

A continuación, te ofrezco los hábitos que practican 14 expertos en el ámbito de la salud física y mental.

Antes de ello, quería agradecer la colaboración de todos y cada uno de ellos. ¡Mil gracias!

 Lucía Terol de sencillezplena.com

Mentora minimalista y organizadora profesional, creadora de Sencillez Plena

Desde que soy mamá he minimizado mis rituales a lo esencial. Me despierto sobre las 5 am y lo primero que hago son mis “15 minutos de poder” @SencillezPlena de sencillezplena.com Clic para tuitear

Después identifico el “diamante diario” que es esa actividad importante pero no urgente que voy a priorizar. A nivel físico hago ejercicios durante el día sobre todo mientras juego con el peque.

Neus Elcacho de neuselcacho.com 

Dietista, conferenciante y escritora

Mi rutina diaria consiste en levantarme a las 8h y lo primero que hago es mover el cuerpo con pilates, yoga o sigo algún vídeo de internet. Después desayuno normalmente un batido y destino la mañana a hacer trabajo desde casa con vistas a la naturaleza.

La comida la hago hacia las 14 y procuro hacerla con buena compañía. Dedico la tarde a conferencias o clientes. Y más tarde a proveedores, visito a mis sobrinos o aprovecho con salir con mi pareja. También empleo este momento para organizar las comidas o la casa. Durante el fin de semana tengo contacto con la naturaleza, o es el tiempo que dedico a viajar o quedar con amigos.

'Cuido mucho mi alimentación. Básicamente como muchos alimentos vegetales combinados con alimentos de origen animal como jamón, huevos o pescado'. @NeusElcacho de neuselcacho.com Clic para tuitear.

Ruben Ortega de entrenium.com

Emprendedor, deportista, papi, creador de negocios online

Para mi es esencial cuidar mi cuerpo y mi mente. Además en ese orden. 'La constancia es el pilar fundamental para conseguir mejorar mi salud.' @entrenium de entrenium.com Clic para tuitear Por ese motivo, entre mis hábitos diarios está el de intentar dormir al menos 8 horas, mi mente así se mantiene “despierta” durante todo el día. Madrugar. Cada día mi despertador suena a las 6. Es la mejor forma de aprovechar las primeras horas del día para rendir al máximo y realizar las tareas importantes del día. Justo después, toca desayunar en condiciones. Desde que descubrí las tortitas de avena, son imprescindibles cada mañana junto a 2 piezas de fruta y un buen café. Hacer 5 comidas al día y no tener sensación de hambre.

Realizo un entrenamiento fitness 4 veces a la semana. Siempre a la misma hora, a las 16:30h empiezo mi rutina de bodybuilding a alta intensidad. Al final es un círculo “vicioso”: descansar bien, comer bien y hacer ejercicio correctamente.

Virginia Obeso de redescubriendote.com

Especialista en coaching con Inteligencia Emocional y Programación Neurolinguística

Desde mi vision,  los seres humanos somos una entidad completa formada por partes físicas, mentales, emocionales, sociales y espirituales.
Me dedico frecuentemente a  mantener frescas las relaciones con conversaciones, afecto e interés por saber acerca de la otra persona.
En mi menú diario no puede faltar:
  • Empatía para poder entender y entenderme mejor.
  • Grandes dosis de escucha activa observando en los demás su lenguaje no verbal, sus gestos  para después escucharme a mi misma, observar mi respiración, mis gestos.
  • Creo que son ingredientes básicos con un buen aderezo de sonrisas que son indispensables.

Carmen González de cuidartebio.es

Escuela de cosmética natural. Un lugar para aprender a cuidarte por dentro y por fuera

Hola me llamo Carmen y estoy al frente del blog cuidartebio. Soy una apasionada de la vida sana, el ritmo de vida actual hace difícil tener unos hábitos de salud adecuados. Lo que hace unos años era una forma de vida, hoy se ha convertido en una meta para muchos. Mi “salud” empieza por una alimentación equilibrada, una mente equilibrada y algo de ejercicio, y sigue con una forma de vida saludable. 'En el trabajo no podemos elegir, pero en los hobbies sí. El mío es la cosmética natural que relaja mi mente y cuida mi cuerpo por fuera'. @CuidarteBio de Cuidartebio.es Clic para tuitear

Matti Hemmi de mattihemmi.com

Especialista en transformar el potencial y los sueños de líderes, equipos y empresas en realidad

Mis hábitos diarios, que ya son más bien rutinas, se centran en los primeros momentos de la mañana. 'En cuanto despierto, cierro los ojos y conecto con mi misión, con la mente transcendente, con mis prioridades del día, con el plus plus y mi compromiso con el día.' @Matti_Hemmi de mattihemmi.com Clic para tuitear Además me digo: ‘Matti, te quiero’.

A continuación, varios días a la semana realizo un ejercicio de respiración para conectar con la energía universal y agradezco el día que empieza con el corazón. Otro hábito que hago menos a menudo es revisar mi mandala. Por lo que hace a hábitos más físicos, hago unas 60-80 flexiones y abdominales. Y algunas veces a la semana, hago spinning o salgo con la bici. Solo levantarme bebo dos vasos de agua y practico el ayuno intermitente de unas 16 horas.

Cristina Muñóz – eluniversodecris.com

Emprendedora, health & business coach, conferenciante y formadora.

'Dentro de los hábitos mañaneros, el primer hábito para comenzar el día con energía y para que cunda el día es el de madrugar.' @crissmun de eluniversodecris.com Clic para tuitear Seguidamente, lo más importante es beber agua filtrada para depurar el organismo, y yo le añado zumo de limón, hierba de trigo y agua de mar. Otro hábito mañanero es el de estirar, por ejemplo, haciendo la asana de yoga de el saludo al sol, ya despierta el cuerpo a nivel celular y da energía. Además, hago respiraciones profundas durante un par de minutos, lo cual me conecta con mi cuerpo y me relaja. Otro de mis hábitos es empezar el día ya desde la noche anterior es el de enfocarme en el día siguiente. es decir, planificar un poco el día y proyectar cómo va a ser mi día, así ya me levanto sabiendo qué tengo que hacer.

En cuanto a hábitos de alimentación, el día anterior ya tengo planificado lo que voy a comer el día siguiente. La organización es fundamental para no acabar comiendo cualquier cosa. Además, me organizo el menú semanalmente y hago una compra también semanal de frutas, verduras y semillas. Un hábito a nivel mental es el de organizar qué es lo que quiero hacer a lo largo del año. Primero lo planifico a nivel anual, después por trimestre, por mes. Además, cada x meses, escribo en una lista todas las cosas que tengo pendientes de hacer y me establezco un plazo para ejecutarlas o decidir que no las voy a hacer. Este es un hábito para vaciar la cabeza.

Anna Raventós de setuchef.com

Autora de Sé tu Chef y desarrolladora de recetas

'Como cocinera, el principal hábito de salud que siempre mantengo está ligado directamente a la alimentación y se trata de evitar a toda cosa cualquier producto procesado.' @setuchef de setuchef.com Clic para tuitearEsto significa: nada de comidas precocinadas, salsas de bote, ni magdalenas en bolsa que aguantan tiernas año y medio 😉 Además de esto, entreno en el gimnasio con pesas 3 veces a la semana para desarrollar mi musculatura, duermo siempre 8 horas y medito 10 minutos todos los días.

Dra Carlota Esteve de carlotaeatmeraw.com 

Médico especializada en nutrición oncológica

Nada más despertarme medito 10-15 minutos, luego hago mis rutinas de limpieza ayurvédicas y bebo agua con limón y tomo mis suplementos de hongos medicinales, ajo negro, omega3, etc.
'Me encanta salir a patinar temprano y ver la salida del sol. Luego voy al gimnasio, donde hago un pequeño entrenamiento de 45 minutos - 1 hora.' @carlotaeatmeraw de carlotaeatmeraw.com Clic para tuitear
Al llegar a casa desayuno algo ligero, generalmente un pequeño porridge con un poco de tahini y azúcar de coco, y antes de ducharme me hago un masaje abhyanga con aceite de coco.
Llevo una Alimentación basada en alimentos de la Madre Tierra (legumbres, cereales, semillas, frutos secos, setas, algas, frutas y vegetales), es decir, no como productos de origen animal. Como y ceno muy temprano. Suelo comer entre las 12.00-13.00 y ceno entre las 19.00-20.00. Antea de irme a dormir leo una hora aprox. y me acuesto entre las 22.00-22.30.

Patrícia Ibáñez de aprendizate.com

Experta en motivación y consecución de metas

Soy Patricia Ibáñez y mi misión es ayudarte a convertirte en tu propio motivador personal para que logres tus metas con más constancia y confianza en ti.

'Un hábito que suelo practicar cada día es el de estar un rato en silencio, sin más distracción que el paisaje que haya delante.' @Aprendizate de aprendizate.com Clic para tuitear Me refiero a que no estoy con el móvil o el iPod. Estar ese rato en silencio me ayuda a ubicarme en el aquí y ahora, o a focalizarme en lo próximo que tengo que hacer. O simplemente, a dedicarme ese rato para mí. Me da balance y me ayuda a equilibrar mi mente, cosa a su vez que me ayuda de cara a mi negocio.

Jose Esoj de plantarte.net 

Periodista y máster en psicología de la comunicación persuasiva, con formación en PNL. 

Este es un espacio de desarrollo personal, fruto de mis inquietudes por un estilo de vida más consciente. La comunicación y el desarrollo personal son mis pasiones.

Mi cambio de rutina laboral, como emprendedor de un proyecto online me supuso adoptar un cambio de hábitos. Ahora tengo que personalizar mis tareas y marcar mis tiempos. Para eso necesito clarificar mi mente. 'Trato de focalizar mis pequeñas tareas y darles un orden. Para ello me funciona simplificar mi espacio físico y mental.' @plant_arte de plantarte.net Clic para tuitearAplicar los valores del minimalismo: evitar distracciones: móvil, redes sociales o cualquier otro elemento que pueda distraerme. También practico la respiración consciente. Sentir mi respiración me ubica en el momento presente.

Sofía de Juan de sofiadejuan.es

Coach nutricional

Pues para mi mis hábitos de salud serían en primer lugar tomar conciencia de mi ser y amarme y respetarme. Ser consciente de la importancia de cuidar nuestro cuerpo que es nuestro vehículo en la vida y cuidar el planeta que es el lugar donde vivimos y del que nos abastecemos para vivir. 'Ser agradecido por todas las cosas buenas que tenemos y nos pasan en el día a día incluso las malas porque nos ayudan a aprender.' Sofía de Juan de sofiadejuan.es Clic para tuitear

Tener una rutina, una estabilidad diaria tanto para trabajar como para descansar y alimentarme. Hacer ejercicio para mi es vital, mover el cuerpo me hace sentir fuerte y viva. Me activa todos los días para empezar el día con energía!

Y en cuanto a la alimentación, considero muy importante comer con sentido común, de forma inteligente y con los alimentos que la naturaleza nos proporciona, en su estado más puro posible y respetando las estaciones del año. Alimentos locales y de temporada ya que la madre tierra es sabia y nos da en cada momento lo que necesitamos, y en cada parte del mundo según su clima también. La cocina de la abuela, sabia y energética, donde la base eran cereales integrales en grano, las legumbres, las verduras y frutas de temporada, y también los frutos secos y semillas. Y sobre todo aprender a escuchar nuestro cuerpo, saber que necesita en cada momento y saber dárselo de la manera más inteligente posible!

Esther Ponze de centro-educarte.com 

Creadora del método Movimiento y Color y directora de de Centro de Psicología Educarte y formación ” Pensar, sentir y Actuar”

Uno de mis hábitos diarios desde hace muchos años es al levantarme, antes de hacer otra cosa, ' Dedicar mínimo 5/10 minutos a respirar consciente, parando la mente y estando en el aquí terminando con una visualización de luz de color para el día.' @Centro-Educarte de centro-educarte.com Clic para tuitear Además para mi es un hábito diario parar mi mente respirando consciente y estando muy presente en lo que hago, en cómo me siento y en el momento y poder desempeñar mi trabajo y mi día a día sin perderme de mi misma.

Montsant Aleu de montsantaleu.com

Coach de Vida y de Salud. Facilitadora del Método Demartini

Un hábito que hago a primera hora de la mañana es tomarme agua templada con limón y una cucharadita de hierba de trigo. Luego, antes o después de desayunar, practico algún deporte: body pump, body combat, metabólica,  yoga o salto en el mini trampolín, dependiendo del tiempo que tenga. De vez en cuando me apetece nadar un poco y después meterme en la sauna de vapor para eliminar toxinas. 'Otro de mis hábitos es equilibrar mis percepciones a diario con la ayuda del Método Demartini y, de forma más ocasional, aunque cada vez más a menudo, medito unos minutos para conectar conmigo.' Clic para tuitear Antes de ponerme a trabajar organizo mi día y reviso mis tareas de la semana.

A nivel de alimentación, procuro beber 2l de agua diarios, baso mi alimentación en alimentos reales como frutas, verduras, proteína animal y frutos secos, excepto las 3 o 4 veces al año que hago un Detox de sólo vegetales. Antes de irme a dormir, reviso el día y agradezco lo vivido.

 

Planifica bien tus objetivos

 

Seguramente que eres de las personas que llega enero, o incluso diciembre, y planificas objetivos para el año que acaba de empezar o, que está a punto de empezar.

Cuando Elena llegó a mi consulta, me dijo que ella ya escribía sus objetivos a principios de año:

  • Perder los 5 kg que había acumulado en los últimos años
  • Ir al gimnasio todos los días
  • Aprender a hablar inglés

Pero que nunca lograba llevarlos a cabo.

¡Exacto! Este es el problema: que nunca los llevaba a cabo.

Y la pregunta es: ¿Cómo se cambia esto? ¿Cómo puedes conseguir escribir tus objetivos y llevarlos a cabo?

Te lo explico en este artículo.

¿Qué es un objetivo?

Un objetivo es un propósito que uno se plantea cumplir. Dicho de otra forma, cuando se quiere conseguir o se quiere hacer algo.

Hay dos tipos de objetivos: objetivos a corto plazo y objetivos a largo plazo. Un objetivo a corto plazo es aquel objetivo que su finalización es en unos días o semanas. Por ejemplo: preparar una presentación para la semana próxima.

Un objetivo a largo plazo podría ser: perder 5 kg de peso. Este tipo de objetivos más a largo plazo se denominan meta objetivo.

¿Para qué quiero un objetivo?

Como decía Winston Churchill: ‘Quien falla en planificar, planifica fallar’. Es decir, si no uno no se planifica el camino que desea recorrer, va a llegar a cualquier sitio, que puede que no sea el esperado, o que no sea de agrado.

Cuando nos marcamos un objetivo, aunque sea a muy largo plazo, mientras tengamos claro hacia dónde queremos ir y cuál es el siguiente paso, seguiremos avanzando.

Por ejemplo, imagínate que tienes que hacer un viaje largo en coche y es de noche. Mientras tengas las luces ‘cortas’ del coche encendidas y puedas ver el camino que vas recorriendo, vas a ir avanzando y vas a poder llegar al destino deseado. Si, en cambio, no tienes el destino claro, aunque veas poco, ¡vas a llegar a cualquier sitio!

¿Cómo se planifica un buen objetivo?

Para planificar un objetivo, hay que tener en cuenta la base que se propone des del mundo del coaching que es teniendo en cuenta las siglas de la palabra SMART:

S (specific): el objetivo tiene que ser específico. Siguiendo el ejemplo de perder 5 kg, este es específico. En cambio, si dijéramos ‘perder peso’, este objetivo no es para nada específico.

M (mesureable): tenemos que poder medir el objetivo. En nuestro ejemplo, cuando lleguemos a los 5 kg sabremos que ya lo hemos conseguido. Si hemos perdido menos de 5 kg, el objetivo todavía no se ha cumplido.

A (achievable): que se pueda conseguir. Si planifico perder 5 kg en un año, se puede conseguir, es posible dentro de las posibilidades. En cambio, 5 kg en una semana ya no es tan posible de conseguir.

R (relevant): el objetivo debe de ser relevante para la persona que se lo propone. Si a uno le da igual si perder, o no, peso, este objetivo no sería relevante, por lo que, posiblemente le costaría de cumplir.

T (time-based): hay que marcar un tiempo. Con el ejemplo de los 5kg debería añadir para cuando quiero haberlos perdido. Ya que, según el tiempo, se planificará de una forma u otra. Será diferente querer perder 5kg en 3 meses o en 6 meses.

Tipos de tareas

Nuestros objetivos los pautamos con mini tareas para trazar una trayectoria y así acercarnos al cumplimiento del objetivo. El problema es que estas mini tareas hay que saberlas distinguir bien para saber el orden en qué llevarlas a cabo.

Stephen Covey habla de cuatro tipos de tareas. Para decidir qué es lo que hacemos primero, es importante reflexionar sobre los factores prioritario e importante. Cuando la tarea es prioritaria e importante, es la primera que deberíamos de realizar. Si la tarea es prioritaria, pero menos importante, es la siguiente a llevar a cabo. En tercer lugar, atiende la tarea que sea importante, pero menos prioritaria. Y, finalmente, ten en cuenta la tarea que no es importante, ni urgente.

Organizando las tareas por orden de urgencia e importancia, te asegurarás que no dejas de lado nada que sea prioritario por delante de otras tareas que pueden esperar. Aun así, hay que planificar para también dar tiempo a esas tareas que no son prioritarias, pero si necesarias para tu proceso. Si no las tenemos en cuenta, probablemente las iremos procrastinando y acabaremos sin hacerlas, con lo que no vamos a conseguir el objetivo planteado.

¿Porqué aun así no cumples tus objetivos?

Antes de responderte a esta pregunta, quiero hacerte otra: ¿Sabes realmente quién eres? Si te pregunto qué priorizas en tu vida, ¿vas a poder contestarme rápidamente?

A raíz de este desconocimiento nacen los errores de planificación de objetivos.

Seguramente te has sorprendido cuando te he preguntado si sabes realmente quien eres. Yo también me sorprendí cuando me lo preguntaron a mí. Pensé que yo ya me conocía. Llevaba ya unos años conmigo, ¡cómo no me iba a conocer!

Pues estaba equivocada. No sabía realmente quien era. Creía que lo sabía, que es distinto. Cuando lo descubrí entendí muchísimas cosas de mi misma. Entendí mi camino. Y me relajé. A partir de entonces sé cómo debo de que enfocar mis objetivos para que los cumpla.

Error número 1: proponerse objetivos que no son relevantes

El objetivo que te has puesto no tiene nada que ver contigo. Te lo planteas porque crees que quieres conseguirlo, pero en realidad no es así.

Y esto está relacionado con el hecho que no te conoces de verdad. Crees que sabes quién eres y qué quieres, pero no es así. Y cuando no se cumplen los objetivos, se posponen, o se dejan de lado, es por ello.

Sí pues, para planificarte objetivos y cumplirlos, primeramente, tienes que saber realmente quien eres.

Es decir, los objetivos que te propones, en realidad, no quieres conseguirlos y no tienes ninguna intención de hacerlo.

¿Quieres saber cuáles son tus Prioridades de Vida? Bájate el cuestionario de forma completamente gratuita rellenando tus datos aquí:

Y ahora seguro te preguntarás: Entiendo lo que me cuentas y tiene sentido, pero ¿qué pasa si tengo un objetivo que no me apetece hacer, pero que, por mi bien, o por lo que sea, debo de hacer?

Para ello, primeramente, tienes que saber cuáles son tus Prioridades de Vida y con ello hacer la siguiente actividad.

Para saber cuáles son tus Prioridades de Vida, rellena aquí tus datos y bájate el cuestionario para ello completamente gratuito.

Propuesta de Actividad

Relaciona cómo conseguir X objetivo te beneficia en tu Prioridad de Vida #1. Escribe 50 beneficios.

Relaciona cómo conseguir X objetivo te beneficia en tu Prioridad de Vida #2. Escribe 50 beneficios.

Relaciona cómo conseguir X objetivo te beneficia en tu Prioridad de Vida #3. Escribe 50 beneficios.

Error número 2: querer funcionar de 10!

El objetivo que nos planteamos, en realidad, es un meta objetivo, compuesto por mini objetivos que hay que planificar y pautar de forma progresiva.

Por ejemplo, si mi objetivo es adelgazar 5 kg en un período de tiempo, digamos 6 meses, esto conlleva varias cosas que deberemos hacer para poder perder este peso. Si estamos acostumbrados a funcionar de una forma, este cambio de hábitos no se hace de la noche a la mañana. Los cambios se harán paulatinamente, y el nivel de exigencia irá incrementando poco a poco.

El error es creer que de hoy a mañana vamos a dejar de comer y beber todo aquello que no nos conviene, haremos ejercicio 3 días por semana, sabremos gestionar los encuentros sociales, y sabremos qué hacer cuando tenemos hambre de pantera rosa a media tarde. Como, en realidad, no va a ser así, puede que nos frustremos porque no lo hacemos perfecto, y, posiblemente, dejemos de lado el objetivo.

Para solucionar este error, se trata de aprender a relativizar y a planificar los cambios poco a poco. No se trata de ser radical, porque podemos ir al otro lado de la radicalidad muy rápido. Nuestro cerebro necesita aceptar estos cambios poco a poco. Así que hay que ser paciente para darle tiempo.

Así pues, hay que planificar con mucho detalle aquello qué iremos haciendo para conseguir nuestro objetivo. Hay que proponer cambios realistas y reflexionar sobre cómo vamos avanzando.

Si en algún momento, nos desviamos del camino, se rectifica en cuanto se pueda y listos. No merece la pena sentirse culpable, ni cargar con nada. El pasado, pasado es y de él solo se puede aprender. Es mejor mirar adelante y ver la evolución.

Error número 3: creer que no se tiene tiempo

El tiempo es el que hay. La semana tiene 7 días. El día tiene 24 horas. Y cada hora tiene 60 minutos. No hay más. Y absolutamente todos tenemos el mismo tiempo.

¿Sabes que, en las empresas, el trabajo importante y urgente se lo dan a las personas que tienen más trabajo? ¿Sabes por qué? Pues porque las personas que tienen menos tiempo para hacer las tareas, son más eficientes haciéndolas y las hacen más rápidamente.

Con ello, no pretendo que te llenes las 24h del día con tareas para ser top con tus objetivos y excedas lo esperado. No hace falta. Además, no te lo recomiendo. Hay que planificar momentos de sofá y tele, o de paseo relajado por donde te apetezca.

Te quería transmitir que quejarse de no tener tiempo no es una solución. Busca la fórmula que más te sirva y haces pruebas para ver qué es lo que más encaja en tu realidad.

Tengo una amiga que tiene 3 hijos pequeños que se levanta todos los días a las 6 de la mañana para hacer deporte. Y te aseguro que muchos de los días, cuando le suena el despertador, se quedaría en la cama. Pero conecta con su objetivo, con los beneficios de llevar a cabo ese objetivo, y se levanta sin demora.

La clave es la organización. Cuando tenemos un objetivo con el que queremos cumplir, en nuestra agenda, o donde sea que escribamos nuestras tareas diarias, tenemos que escribir qué, cuándo y cómo haremos X para poder acercarnos a nuestro objetivo.

El problema es que no tenemos en cuenta las mini tareas que tenemos que hacer a diario y que nos llevaran al objetivo, y el día se nos llena de otras tareas que no son prioritarias para nosotros. Al cabo del día nos daremos cuenta que no hemos parado en todo el día, pero que no hemos hecho nada relacionado con el objetivo.

Así pues, pregúntate, ¿qué 3 tareas diarias quieres hacer para aproximarte a tu objetivo? Después específica a qué hora las vas a hacer y donde. Y añade cualquier nota relevante que creas conveniente añadir.

Si tú no te planificas, se te planificará por ti. Clic para tuitear

Esto me recuerda a mi hijo, cuando llegamos el sábado por la tarde a casa, después de haber pasado el día fuera, y se enfada mucho porque no ha tenido tiempo de hacer lo que él quería hacer durante el día. Claro, hemos planificado el día por él, sin tenerle en cuenta.

Pues esto también nos pasa a los adultos cuando no planificamos, ni priorizamos.

Si quieres aprender a escribir tus objetivos reales teniendo en cuenta realmente quien eres, descarga aquí de forma gratuita el cuestionario sobre las Prioridades de Vida.

Te invito a que pongas en práctica todas estas pautas. Escribe tus resultados en los comentarios de abajo.

,

Libros recomendados para expandir tu vida

Muchas veces lectores míos me escriben para pedirme recomendaciones de libros para expandir la vida en todos los sentidos. Por lo que he decidido crear esta lista (que no será la última) de algunos libros que creo pueden ayudar a esta expansión.

 

He escogido libros que personalmente han sido un antes y un después en mi vida. De todas formas, todo depende de cómo se use el libro. A mí, como dice Víctor Martín o también John Demartini, el libro de gusta destrozarlo. Y con ello, no me refiero a hacer un mal uso del libro, si no de usarlo a fondo.

 

Mi forma de leer libros depende del formato de este. Si es físico, utilizo lápiz, marcadores fluorescentes de distintos colores (sí, sí, para el libro en papel), marcadores de páginas, tipo post-it. Si el libro es digital, utilizo las herramientas que me ofrece la app para subrayar el texto con distintos colores, marcadores de páginas.

 

Durante la lectura, procuro llevar a cabo las actividades que me proponen, si las hay. Si no es el momento, hago una marca en el libro para hacer la actividad en cuanto pueda.

 

Y cuando ya lo tengo subrayado y marcado, lo resumo y extraigo ideas, actividades que me puedan servir para mí o para mis clientes.

 

He agrupado los libros en dos grupos. El primero es para alimentar a tu cuerpo físico, y el segundo es para alimentar a tu cuerpo mental. Te recomiendo que leas de los dos grupos, ya que somos cuerpo y mente, que están interrelacionados, por lo que hay que tener ambos en cuenta.

 

Recomendaciones para el Cuerpo físico

 

  1. Cerebro de Pan de Dr. David Perlmutter

El neurólogo Perlmutter nos descubre cómo mucho de los carbohidratos que consumimos a diario destrozan nuestra mente. Este libro aporta mucha información basada en estudios, con sus conclusiones basadas en ellos, en su formación de neurólogo y la experiencia con sus clientes.

Para más información (en inglés): https://www.drperlmutter.com/

 

  1. Grasas Buenas de Marc Vergés

Marc Vergés es Nutricionista y su alimentación se basa en la Dieta Paleo. Este libro te va a ayudar a desmitificar la ingesta de grasas saludables, y vas a aprender cuáles son las que deberías de incluir en tu día a día.

Para más información: http://www.tudietaterapeutica.com/quienes-somos/

 

  1. La digestión es la Cuestión de Giulia Enders

Esta científica explica en su libro cómo el cuidado del intestino es crucial para la salud humana. Muchas de nuestras enfermedades se inician a causa de un mal estado del intestino. En este libro descubrirás cómo funciona la digestión, desde que introducimos los alimentos por la boca, hasta que desechamos lo que no utilizamos.

Para más información (en alemán): http://www.darm-mit-charme.de/

 

  1. Los Beneficios del Ayuno de Edgar Barrionuevo y David Moreno

Para nada la finalidad de este libro es para que puedas ayunar solo en casa. Pero sí que es una guía básica y explicada con claridad y sencillez. Con ella vas a entender qué es un ayuno y cómo se puede llevar a cabo. Si te apetece seguir uno, te recomiendo el centro Pure Corpore (https://purecorpore.com/) que tiene Edgar Barrionuevo.

Para más información: https://purecorpore.com/

 

Recomendaciones para el Cuerpo mental

 

  1. Desata tu Éxito de Víctor Martín

Lo que me encanta de este libro es que Víctor Martín ofrece herramientas básicas y sencillas de aplicar del coaching, pero muy potentes. Además, el experto en márquetin ofrece aspectos de su vida privada, que pueden servirte aprender que uno puede conseguir aquello que se propone. La actitud y las tareas diarias son básicas para ello.

Para más información: https://victormartinp.com/

 

  1. La biología de la creencia de Dr. Bruce Lipton

En este libro el Dr Lipton nos ofrece una explicación muy completa de la relación entre el cuerpo y la mente. Esta lectura va a ser un antes y un después en todas las áreas de tu vida.

Para más información (en inglés): https://www.brucelipton.com/

 

  1. Experiencia Descubrimiento de John Demartini

La lectura de este libro y la futura asistencia del seminario con el mismo nombre impartido por el mismo John Demartini fueron tal gran detonante en mi vida que descubrí qué era lo que quería hacer en mi vida. Es un mensaje en el que el autor se desnuda para que descubras su historia y su transformación. Es muy inspirador.

Para más información (en inglés): https://drdemartini.com

 

  1. El código del Dinero de Raimon Samsó

Viniendo del mundo de las finanzas no podía ser que Raimón Samsó no dedicase libros a hablar de ello. De todas formas, este enfoque es distinto al que puedes estar acostumbrado a recibir. Este es un enfoque transformador y aplicable.

Para más información: http://www.raimonsamso.com/

 

  1. Deja de Ser Tu de Joe Dispenza

Uno de los primeros libros que leí cuando empecé a centrarme en la expansión personal, fue ‘Desarrolla Tu Cerebro’(http://amzn.to/2yNEXKb) del mismo autor. También recomiendo este libro, pero es bastante largo y explica muchos experimentos, con lo que puede ser farragoso. Por ello, te recomiendo este. El libro te ofrece una forma distinta de verte a ti y ver el mundo que te va a empoderar.

Para más información (se puede seleccionar idioma): http://www.drjoedispenza.com/

 

  1. Los Secretos de la Mente Millonaria de T Harv Eker

Otro de los primeros libros que leí y releí cuando inicié este período de transformación fue este. Es un libro cuyas explicaciones, pautas y consejos, se pueden aplicar a todas las áreas de la vida para ser millonario en todos los sentidos.

Para más información (en inglés): http://www.harveker.com/

 

,

Encuentra tu Misión de Vida

Si eres de los que nunca quiere que llegue el lunes y está toda la semana pendiente que sea el fin de semana, muy probablemente no sepas cuál es tu misión de vida o, por lo menos, no te dedicas a ello.

La misión de vida

Hay gente que siente su misión desde temprana edad. Como ya lo tienen tan claro, si no encuentran demasiadas dificultades ni impedimentos, la desarrollaran. Vivirán su vocación. Este tipo de personas, siguen una línea en su vida y se sienten satisfechos y a gusto con lo que hacen.

 

Pero, ¿qué pasa si no sabes cuál es tu misión? ¿Y qué pasa si además no estás nada a gusto en tu trabajo?

Vamos por pasos.

A mí personalmente me ha costado años saber cuál es mi misión de vida. Primero decidí que quería dedicarme a los idiomas porque no me gustaban mucho las mates y porqué una amiga mía escogió esta opción.

Error número 1:

escoger por descarte sin reflexionar si esta opción es la que quiero para mí. Cogí las prioridades de vida de otra persona y me las hice mías.

Después, cuando tenía 14 años leí en un libro una carrera universitaria llamada traducción e interpretación. Me parecía una carrera muy interesante, y creía que me convertiría en una persona muy importante con ella.

Error número 2:

en ningún momento me pregunté qué hacía exactamente un traductor o un intérprete. Años más tarde descubrí que para ser intérprete tenías que ser prácticamente bilingüe y ser traductora implicaba pasarte horas delante del ordenador en tu casa i no relacionarte con casi nadie. La primera opción la descarté rápidamente, y hui de la segunda.

La calidad de las preguntas que te haces determina la calidad de la vida que vives.

Estaba tan perdida que cuando mi madre me comentó que ella me veía en el mundo de la educación, con los ojos cerrados me apunté a listas y cuando pude me saqué las oposiciones. Tengo que decir que este trabajo se acercaba mucho a mi misión, acompañar a las personas a transformar sus vidas. Pero en seguida me di cuenta que no me llenaba del todo. Me sentía muy limitada.

Error número 3:

Seguir los pasos de otras personas a las que admiramos y creemos que seremos felices siendo como ellas. Lo que hacemos es que inyectamos sus Prioridades de Vida, sin tener en cuenta las nuestras.

No me arrepiento de absolutamente nada. Hacerlo no me va a traer nada diferente. Es más, me doy cuenta de cómo cada una de estas etapas de mi vida me han servido y me han llevado a ser quien soy hoy.

Es verdad que me ha costado encontrar mi camino, pero cuando ha sucedido, me he sentido preparada para poder desarrollar mi misión. Si lo hubiese visto antes, seguramente que no hubiese podido aportar tanto como ahora. Las vivencias y exigencias me han enriquecido, y me siguen enriqueciendo.

Supongo que te preguntarás qué puedes hacer para descubrir tu misión de vida.

La misión de vida está directamente relacionada con lo que los griegos llamaban el Telos, es decir, la primera Prioridad de Vida de tu propia lista de Prioridades.

Si tú sabes cuál es tu misión de vida y de forma consciente planificas tus objetivos, tu camino, de acuerdo a ella, te será mucho más fácil llevarlos a cabo. Entonces, como todo lo que harás a lo largo del día estará alineado con tu misión y tus prioridades te vas a sentir lleno, satisfecho.

Si no vives de acuerdo a tus Prioridades de Vida, vives de acuerdo a las de otra persona. Clic para tuitear

Muchas veces cuando estamos enganchados a un alimento, tenemos ansiedad o muchas ganas de comer dulces o productos cargados de sal y aditivos, es porque alguno o más de los alimentos primarios está vacío. La carrera profesional es uno de los cuatro alimentos primarios.

Supongo que te preguntarás: ¿y si me doy cuenta que no estoy haciendo lo que me gusta, pero no puedo dejarlo por el momento? Entonces tienes que enlazar todas las tareas que tienes que llevar a cabo en este trabajo con tus Prioridades de Vida. Es decir, tienes que escribir unos 70 beneficios de hacer todas y cada una de las tareas de tu trabajo en relación a tus Prioridades de Vida.

De todas formas, hazte las preguntas adecuadas para poder hacer que tu vocación sea tu vacación. Entonces, te va a dar igual qué día de la semana es. Y no vas a necesitar huir del trabajo para ‘cargar pilas’.

En mi caso, como coach de vida y de salud, como facilitadora del Método Demartini, me permito desarrollar mi misión de vida. Estoy en el camino para acompañar a otros a expandir y transformar sus vidas.

 

,

Relación Cuerpo Mente

 

Está claro que hay una relación cuerpo mente, es decir, la mente tiene un efecto directo sobre el cuerpo. En el libro ‘Cúrate: una incursión científica en el poder que ejerce la mente sobre el cuerpo’ de Marchan  se pueden encontrar múltiples ejemplos de estudios que prueban esta relación.

¿Qué significa que la mente y el cuerpo están relacionados?

Pues significa que nuestra psicología gobierna nuestro sistema inmunitario. Nuestra psicología, lo que pensamos, lo que sentimos, tiene un efecto directo en nuestro cuerpo, ya que produce reacciones químicas que tienen consecuencias.

Todos vivimos según nuestras prioridades de vida. Clic para tuitear

No necesitamos motivación cuando llevamos a cabo alguna tarea relacionada con nuestras prioridades de vida de más arriba de nuestra lista de prioridades, ya que nos sentimos motivados desde dentro. Si la tarea tiene que ver con nuestras prioridades más bajas en nuestra lista, necesitaremos motivación y premios para llevarlo a cabo.

Por ejemplo, una de mis más altas prioridades es el desarrollo personal. Cuando yo tenga en mis manos poder hacer un curso relacionado en este, o pueda leer un libro, etc. me voy a sentir inspirada por ello. Nadie va a tener que recordarme que debo estudiar, ir al curso o leer. Pero si la tarea está relacionada con limpiar la casa, voy a procrastinarla hasta que ya no me quede más remedio, a no ser que antes haya percibido algún tipo de motivación o premio.

Cuando percibimos que nos retan las prioridades de vida más altas en la lista, activamos el sistema simpático de nuestro cuerpo. Y cuando percibimos soporte en ellas, activamos el sistema parasimpático de nuestro cuerpo. Dependiendo de si activamos uno u otro, generamos unas hormonas u otras, con lo que vamos a sentirnos de formas distintas: eufóricos, tristes, con energía, sin ganas de nada, etc.

Y lo que pase en nuestro cuerpo, si activamos un sistema u otro, depende de cómo filtramos la realidad, la cual tiene un efecto directo en lo que percibimos y nuestras prioridades de vida.

Activación del sistema simpático o parasimpático

Cuando percibimos retos, activamos el sistema simpático, es decir, nuestro cuerpo se prepara para la huida o la lucha. Cuando percibimos soporte, activamos el sistema parasimpático, nuestro cuerpo se dedica a la relajación, la nutrición, la absorción y la eliminación. Ambos sistemas se complementan, los dos son necesarios para nuestro desarrollo y nuestra expansión, y siempre tenemos alguno de los dos activado.

El problema surge cuando uno de los dos está más tiempo activado que el otro. Y empeora cuando es de forma permanente, ya que acabamos creando cambios físicos en el funcionamiento de nuestras células, y nuestras hormonas.

Las hormonas que producimos son diferentes dependiendo de las percepciones y del sistema que activamos.

Cuando sentimos tenemos síntomas físicos, como dolor de cabeza, de barriga, alguna molestia, nos indica que nuestras percepciones no están equilibradas. Estamos percibiendo más retos o más soporte, cuando en realidad recibimos ambos a la vez.

Los síntomas nos indican como estamos realmente. Así que es importante escuchar los síntomas. Si no los escuchamos, los síntomas van a ser mayores para que nos demos cuenta de ello. Si optamos por apagar estos síntomas, no estamos solucionando el problema de raíz que tenemos. Y este problema va a seguir creándonos síntomas.

¿Qué podemos hacer?

Por un lado, te recomiendo alguna actividad física que te conecte con tu cuerpo. Que te de la opción de detectar rápidamente cuando algo físico no está bien. Para ello, puedes hacer:

  • Yoga (cualquier tipo, prueba y escoge el que te vaya mejor)
  • Pilates
  • Respiraciones

Por otro lado, te recomiendo:

  • Conocerte: por ejemplo, hacer el cuestionario de las Prioridades de Vida
  • Observar tu relación con tu alrededor: ¿percibes soporte o retos de la gente que te rodea? Detéctalo y disuélvalo con el Método Demartiniâ.

Sentir culpa

Por temas culturales, a lo largo de los días y años asumimos ser culpables y cargamos con ello. Si la culpa que sentimos es poca, nos afectará menos, pero si nos sentimos culpables por alguna o varias vivencias que creemos que han causado unas consecuencias muy negativas en nosotros o en otros, la carga va a ser más pesada. En realidad, pero, de qué sirve cargar con esa culpa y esta emoción que nos remueve tanto por dentro y nos afecta muchas veces a nuestro bienestar? Pues, de nada en absoluto.

En este artículo me voy a centrar en el hecho de sentirnos culpables, porque nos han dicho que somos culpables, o porque nos hemos auto-culpado. Y te propongo una forma de deshacerte de las culpas que sientas.

Cuando nos sentimos culpables de algún suceso, incluso de algún pensamiento, estamos aceptando que lo que hemos hecho está mal, en comparación con lo que se considera bien, o con lo que creemos que deberíamos de haber hecho. De forma irrealista consideramos que nos hemos o hemos causado a otro consecuencias más negativas que positivas, más pérdidas que ganancias, más dolor que placer.

La verdad, pero, es que esta es una suposición irrealista. Todos los sucesos tienen dos caras: la cara positiva y la cara negativa. Nosotros tendimos a ver solo una de las dos caras y entonces generamos emociones en base a esta percepción, pero estas percepciones son incompletas e irreales. Si somos capaces de observar las dos caras, dejamos de padecer con el batiburrillo emocional que nos generamos y que no nos aporta absolutamente nada, a parte de sufrimiento.

Si quieres disolver la culpa, te propongo este ejercicio de John Demartini:

1 Paso: Escribe con la máxima exactitud, sobre qué te sientes culpable, y a quien ‘afecta’ esta culpabilidad. Es decir, a quien has llevado una acción o una inacción por lo que te sientes culpable.

2 Paso: Escribe entre 20 y 50 respuestas de como lo que tu hiciste o no hiciste benefició a la otra persona.

3 Paso: Escribe entre 20 y 50 respuestas de si hubieses llevado a cabo la acción o inacción opuesta a la que tu hiciste, como hubieras perjudicado a la otra persona.

Sigue con los pasos 2 y 3 hasta que sientas que tu corazón está completamente abierto y has disuelto la culpa.

Sentir culpa puede afectar el camino de tu vida. Y te aseguro que sentirse culpable no sirve absolutamente para nada. Si haces el ejercicio que te he propuesto, podrás equilibrar las percepciones y disolver el sentido de culpa.

Encuentros

Seguidor o Líder

Momentos atrévete

El poder de las afirmaciones